Contador de Visitas

12 de agosto de 2011

Dime qué comes y te diré quién eres



Después de unas vacaciones de verano, donde muchos de nosotros hemos viajado y disfrutado de diversos placeres, he considerado dedicar la primera entrada a los gustos culinarios.


Por los alimentos y comidas que prefiere cada persona pueden descubrirse muchas cosas.  Si a una persona le apetece algo determinado, ello expresa una preferencia y nos da un indicio sobre la personalidad del individuo. Cuando algo «no le apetece», esta aversión es tan reveladora como una respuesta a un test psicológico. Y es que "comer" es satisfacer el deseo por medio de la ingestión, integración y asimilación.


El hambre de golosinas siempre expresa un hambre de cariño no saciada. Las personas que realizan un trabajo intelectual y tienen que pensar mucho muestran preferencia por los alimentos salados y los platos fuertes. Los muy conservadores tienen predilección por los alimentos en conserva, especialmente los ahumados y el té cargado que beben sin azúcar (en general, alimentos ricos en ácido tánico). Los que gustan de comidas picantes denotan deseo de nuevas emociones. Son personas amantes de los desafíos, a pesar de que pueden ser indigestos, diametralmente opuestas a las que sólo comen cosas suaves: nada de sal ni especias. Estas personas rehúyen todo lo que sea novedad. Se desentienden de los retos y temen todo enfrentamiento. Un temor exagerado a las espinas simboliza el miedo a las agresiones. La preocupación por los huesos, miedo a los problemas —no se quiere llegar al meollo de la cuestión—. Y los que gustáis de alimentos excesivamente salados, denota una confianza excesiva, al contrario de los que prefieren lo dulce, cuya sentimiento de inseguridad aumentaría.


La alimentación tiene una relación directa con la emoción, y ya que estamos en época de frutas y comidas ligeras, sería interesante aprovechar para cuidarnos y hacer de ello, un buen hábito de vida, donde lo más importante, es , al fin y al cabo, poder seguir disfrutando del regalo tan maravilloso que es comer.


Mañana podréis disfrutar de una exquisita receta.

No hay comentarios: