Contador de Visitas

14 de marzo de 2011

Luces y Sombras



Es importante conocer lo mejor y lo peor de nosotros mismos. El temperamento es irresoluble, se inscribe a una determinada edad, incorporando aspectos de nuestros padres, y es tan fuerte, que con doce años, ya se puede determinar qué tendencia llevará un niño.
Este aspecto está dedicado a nuestro cuidado personal y la necesidad humana de seguir aprendiendo, unos de otros.
Todo esto nos lleva a hablar de luces y sombras, es decir, de las partes que rechazamos de nosotros mismos (sombras) y de las potencialidades que tenemos (luces).
Ante todo, recomiendo empezar por lo que más cuesta, y suele ser aquello que menos nos gusta y que sin embargo, la gente ve de nosotros.
¿ Qué cosas os han dicho ó echado en cara a lo largo de vuestra vida, y os han dolido tanto? ajá, por ahí va la cosa..
Y por último, no terminéis esta semana sin repasad aquellas cosas que se os daba tan bien hacer de pequeños, y que habeis ido perdiendo con la edad.. porque justo esas pequeñas cosas, son las que os facilitaría la vida, y no estamos en buenos momentos, pero, ahí queda eso!  (Continuará..)



No hay comentarios: