Contador de Visitas

1 de febrero de 2012

El odio obsesivo-compulsivo


El odio obsesivo-compulsivo es una representación del odio a través de un comportamiento extremo. El comportamiento tiene las características del desafío, la terquedad, la tacañería o el sentido exagerado del orden. Los rituales obsesivo-compulsivos son formas sutiles de ejercer dominio sobre otra persona.
Por ejemplo, una mujer obsesivo-compulsiva, puede mostrarse tan interesada por mantener limpia la casa que tanto su esposo como sus hijos tengan la sensación de vivir en un museo, en lugar de un hogar.
Ella se venga de su familia, pero bajo el disfraz de cuidar de ellos. Tienen una rigidez mental que les impide reconocer que odian.
Hay muchos tipos de odio: el neurótico, pasivo-agresivo, masoquista, psicosomático, esquizofrénico, depresivo, de modo que después de que veamos cada uno de estos tipos en los próximos días, veremos como se puede odiar manejándolo constructivamente...todo es posible!

No hay comentarios: