Contador de Visitas

12 de junio de 2011

Beijing





Cuando uno llega a Beijing, lo último que espera es coger el metro, porque el taxi te lleva a todos lados y por muy poco dinero. Imaginad un trayecto en taxi de Plaza Castilla a Atocha por 2 euros ( 20 yuanes).

Durante nuestra estancia en Abril de este año, visto los tremendos atascos que se formaban en Jianguomen y a hora punta, escogimos el metro, sin duda. Solo hay tres líneas, la 1, la 2 y la 13, a pesar de ser una ciudad enorme. 

Beijing es una ciudad en donde conviven enormes rascacielos que construyen en un mes, oficinas, templos milenarios, antiguos parques y obras colosales de la historia como Las Tumbas Ming, El Templo del Cielo y El Palacio de Verano entre otros. Hay dos sitios en particular que no deben dejar de ir cuando visiten la ciudad capital de China, y son: La Gran Muralla China y La Ciudad Prohibida, ambas declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco, y ambas pertenecientes a "las Siete Maravillas del Mundo".

Las personas son muy amables, y se están occidentalizando a pasos de gigante, en todos los sentidos. Así que si es un destino que queréis visitar, ir cuanto antes!

La comida es saludable, y lo normal allí es picar a todas horas! bueno, y el vino que usan para comer tiene ni más ni menos que 46 grados de alcohol, dejando un sabor a flores al final de cada trago, que al cabo de un rato ni sientes ni padeces. Si queréis pasar una noche de risas con resaca horrorosa al día siguiente, os recomiendo que probéis este orujo chino.

Y la mejor época para ir, Abril y Mayo.

A qué esperáis?

No hay comentarios: